Estructuras de Madera

Espacios con estilo

Productos - Estructuras de madera - Coníferas

(Con tratamiento de autoclave y fungicida)

ESTRUCTURAS DE MADERA. La madera ha sido usada permanentemente en la construcción a lo largo de la historia de la humanidad, ya sea como materia prima principal en la edificación o como material para acabados. Su belleza y funcionalidad son irremplazables. Es un polímero natural de origen orgánico.

Se calcula que en el mundo existen 16.000 tipos de madera, de las cuales no se comercializan más que 2.000. De ellas, 500 son coníferas; y las otras 1.500, latifoliadas. En el Estado español se comercializan alrededor de 150 especies procedentes de todo el mundo. De ellas, 100 son latifoliadas y las otras 50, coníferas.

-Coníferas: se trata de las especies pertenecientes al orden de las coníferas (abetos, alerces, cedros, pinos, etc.). La mayoría forman parte del grupo de las gimnospermas.

-Latifoliadas: se trata de especies correspondientes al orden de ciertas angiospermas dicotiledóneas (robles, haya, fresno, encina, etc.).

En PERGOLIA para nuestras estructuras de madera utilizamos preferentemente Coníferas, sin descartar la otra familia, según necesidades y gustos del cliente.

 

CONÍFERAS. La madera de conífera, como recurso natural renovable, ofrece grandes ventajas ambientales ya que favorece los procesos de soporte al ecosistema y brinda enormes garantías como materia prima de alto potencial físico, mecánico y estético para la construcción. Es tal vez el material más antiguo en la construcción, sus excelentes resultados y aplicaciones se contemplan en obras arquitectónicas de gran belleza en todo el mundo. Todas y cada una de las soluciones desarrolladas por el hombre para asegurar el buen comportamiento de la madera de conífera en la construcción, de acuerdo a la experiencia, siguen arrojando los mejores resultados.

 

-Características: Las maderas de coníferas son ligeras y blandas, aunque la dureza, la pesadez y la tenacidad pueden diferir bastante en una misma clase de madera, esta característica es la que hace que sea muy fácil de trabajar. Se trata de una madera sin poros, de estructura homogénea, anillos de crecimiento bien definidos, de radio pocos definidos, albura (madera recientemente formada, con vasos conductores de agua y savia en funcionamiento) y duramen (madera vieja con vasos conductores llenos de celulosa y lignina) generalmente poco marcados.

 

-El sistema constructivo, menor o mayor, de la estructura variará en función, lógicamente, del tipo de construcción: Entramado lleno o macizo, entramado abierto, sistema plataforma, balloon, sistema viga-columna, etc…

 

-Tratamientos de durabilidad: En PERGOLIA, todas nuestras maderas tienen un tratamiento preventivo de durabilidad y fungicida, que la protege de ataques de agentes degradantes. Productos a poro abierto, que además de llevar incorporados productos biocidas, llevan filtros solares que retardan la oxidación de la madera (lignina) por la acción de la radiación UV, y por lo tanto, retrasan el cambio de color de la madera por la acción del sol; son compuestos que aseguran la estabilidad del producto y la fijación de los principios activos en el interior de la madera y le son apliacadas a las mismas por autoclave. El Fungicida evita el ataque de insectos, las manchas en la superficie de la madera, mohos y algas que pueden afectar la integridad estructural y su valor estético. En definitiva protegen la madera contra la putrefacción fúngica y ataques de insectos.

Pergolia©Todos los derechos reservados

Dissalia-comunicación creativa